Compliance, Gestión Empresarial

Due Diligence: ¿qué es y en qué consiste?

Publicado em 07 de octubre de 2022

 

Se trata de uno de los pilares para el Cumplimiento (Compliance) de las empresas, sin importar el tamaño o modelo de negocio, Due Diligence se ha convertido en el camino infalible no solo para inversiones, sino también para asegurar el desarrollo de una organización, ¿pero ¿qué es exactamente? Y ¿en qué consiste?

¡Descúbrelo a continuación!

Due Diligence, ¿Qué es?

 

Due Diligence, en su traducción en español ‘Debida Diligencia’, refiere al análisis e investigación interna de una organización en todos sus rubros, es decir, desde análisis y validaciones internas financieras, hasta legales y de cumplimiento de derechos laborales, esto con la finalidad de determinar si la empresa está cumpliendo con todas sus obligaciones.

Este tipo de análisis es usualmente utilizado por inversionistas quienes están interesados en invertir o adquirir una empresa, por lo que, en otras palabra podemos decir que se trata de una auditoría de compra.

Sin embargo, en los últimos años, las empresas en crecimiento están llevando a la práctica Due Diligence con la finalidad de mejorar sus procesos con transparencia y garantizar que todos los colaboradores estén cumpliendo con las responsabilidades y obligaciones respetando los valores y los propósitos de la compañía.

Por lo que, además, ha sido una estrategia que algunas empresas han adoptado para prevenir acciones ilícitas internas y garantizar así el resultado de su programa de Cumplimiento.

¿Cuál es el propósito de Due Diligence?

 

El propósito de Due Diligence es el brindar datos concretos sobre la situación actual de una organización y determinar el nivel de riesgo legal, operativo, financiero o de cualquiera otra índole derivada de la actividad de la empresa.

De esta manera, se puede dar una imagen completa en una situación de adquisición, venta, fusión o incorporación de una organización.

Sin embargo, con el tiempo ha cobrado mayor relevancia para el posicionamiento de los negocios, por ejemplo, partir del 2011, fueron incorporados los Principios Rectores de las Naciones Unidas, que son aquellas reglas y obligaciones que las empresas deben cumplir para garantizar que está aportando desarrollo en la sociedad y en los que Due Diligence desempeña un rol importante como parte de la estrategia para asegurar el cumplimiento de Derechos Humanos por parte de las compañías.

Finalmente, en el 2021, la Due Diligence fue incorporada como parte de las prácticas de una Gobernanza Corporativa Sostenible, con la finalidad de continuar complementando las prácticas necesarias para el cumplimiento de criterios ESG (Criterios Ambientales, Sociales y de Gobierno Corporativo) por parte de todas las empresas.

Por lo que podemos concluir que es un tema que continuará presente en el mundo actual y futuro de los negocios.

De esta manera, la importancia de Due Diligence se encuentra en la posibilidad de conocer los aspectos más importantes de una organización en cuanto al posicionamiento de la empresa en el mercado, su proyección para el futuro, la situación fiscal y contable y hasta la capacidad de enfrentar problemas financieros.

Siendo por esto, la herramienta clave para inversionistas y el impulso preciso para las empresas que buscan la inversión.

¿Qué aspectos integran Due Diligence?

 

Due Diligence en la práctica, se centrará en algunos aspectos o rubros en específicos de la organización, los cuales principalmente se integran por:

Aspectos financieros y contables

Análisis de toda información financiera y contable de la organización, tales como estados de cuenta, financiamientos por terceros, balances, gastos fijos, etc. Toda la información debe ser lo más exacta posible y capaz de brindar una imagen transparente sobre la situación actual de la organización.

Situación comercial

En este rubro, se presentan y analizan todas las informaciones relacionadas a las ventas, esto por supuesto puede incluir la relación de la empresa y con los proveedores.

Aspectos Fiscales

Este rubro permite entender las relaciones de la compañía con las administraciones públicas y sus cumplimientos fiscales en cuanto a impuestos como de valor agregado, sobre la renta o de producción y servicios. Claro que las responsabilidades fiscales dependerán o pueden variar de acuerdo con el país.

Situación Laboral

Usualmente durante el proceso de análisis de Due Dilligence, se solicita la participación de colaboradores actuales que puedan compartir desde su perspectiva, la situación laboral de la empresa, abarcando temas como responsabilidades, compromisos, la cultura organizacional, el organigrama y por supuesto, el cumplimiento de Derechos Humanos.

Aspectos Tecnológicos

Hoy en día, la transformación digital se ha convertido en la ruta principal para el crecimiento y desarrollo de los negocios, por ello, es otro de los principales rubros analizados. En este aspecto se consideran las herramientas tecnológicas con las que la empresa cuenta, su nivel de ciberseguridad, el área de T.I., softwares y hardwares, con la finalidad de recoger datos que nutran a la imagen operativa y comercial de la organización.

Para comprender aún más, como se lleva Due Diligence en la práctica, podemos resumir que las principales preguntas del proceso son:

  • ¿Cómo son las proyecciones financieras?
  • ¿El negocio cuenta con un buen flujo de liquidez?
  • Analizando la contabilidad, ¿es posible decir que dónde proviene la captación de capital?
  • ¿La empresa posee activos físicos? ¿Esos activos están evaluados correctamente?
  • ¿La empresa almacena y organiza todos los documentos? (Ejemplo: Actas de reunión del Consejo de Administración, registros de impuestos, libros de actas, etc.)
  • ¿Cuál es la situación tributaria actual de la empresa?
  • ¿La empresa cumple con las obligaciones laborales?

 

Cómo hacer Due Diligence: Paso a Paso

 

Chek list Due Diligence

Bien, ahora que hemos entendido en qué consiste y el principal objetivo de Due Diligence, podemos hacer un resumen de los pasos necesarios para llevar a cabo este procedimiento de análisis.

  1. Análisis del Escenario Interno y Definición de la Estrategia

 

El primer paso es muy importante, pues define el objetivo del proceso de Due Diligence. En esta etapa, el momento actual de la empresa en cuanto, al mercado, es llevado en consideración, es decir, su competitividad, conocimiento de marca y otros factores que influyeron en la decisión de realizar Due Diligence.

También se define quiénes serán los consultores, ya que la integración de un equipo multidisciplinario es esencial para que todos los documentos e información analizadas, sean comprendidas debidamente, permitiendo un análisis fiel al negocio.

El equipo debe integrarse por contadores, economistas, analistas de inversión, abogados y administradores, quienes harán el análisis de valores y riesgos de la empresa. Los consultores deben ser profesionales externos, con la finalidad de evitar privilegios, omisión de información o imparcialidad.

  1. Recopilación de documentos e investigación de datos

En esta etapa del proceso, los consultores solicitarán una serie de documentos y datos para los gestores y responsables por las áreas o unidades del negocio de la empresa. Por eso, es importante que ese análisis de documentos sea llevado bajo un contrato de confidencialidad, ya que los consultores tendrán acceso a documentos e informaciones de todo el negocio y funcionamiento de la empresa, datos que son sumamente sensible y confidenciales.

Cabe mencionar que los documentos analizados dependerán del objetivo de Due Diligence. Algunos de ellos pueden ser: libros contables, contratos, distribución societaria, activos y pasivos, comprobantes de pagos de puestos, demostraciones financieras, certificados, comprobantes de patrimonio, etc.

  1. Realización de Informe y Entrega del Plan de Acción

Es en esta etapa que los resultados son presentados por medio de un documento con las informaciones y análisis necesarios para el objetivo del proceso de Due Diligence. Esta presentación de documentos suele ser realizada a través de tablas y otros documentos expositivos que comprueben el resultado, siempre tomando en cuenta los filtros de acceso para garantizar la seguridad de información en dichos documentos, dado que se trata de propiedad intelectual de la empresa y deben ser tratados con sumo cuidado.

Con esto, los consultores analizan el panorama conforme su especialidad y presentan los resultados con base a una visión analítica amplia del negocio, puntualizando la realidad actual y las posibilidades para el futuro.

¿Quién realiza Due Diligence?

Como lo mencionamos anteriormente, serán consultores y profesionales externos quienes realicen todo el proceso de Due Diligence. El equipo puede ser elegido por ambas empresas en cuestión.

Sin embargo, es importante el acuerdo mutuo, considerando que se deben eliminar todas las posibilidades de omisión de información de ambas partes. El proceso de análisis e investigación debe ser claro y contar con todas las herramientas necesarias para realizarlo con éxito.

Aunque el proceso de Due Diligence no es demorado, lo cierto es que precisa de mucho análisis y gran acceso a la información.

Due Diligence y Gobierno Corporativo

 El Gobierno Corporativo, se ha convertido en la metodología ideal para impulsar el desarrollo de las empresas. Pues el conjunto de principios y el organigrama que propone para el buen funcionamiento de las organizaciones trae consigo la fluidez de procesos, la transparencia y por supuesto, Cumplimiento (Compliance).

Por lo que se vuelve fundamental por dos motivos: las prácticas de gobernanza son el camino adecuado para acelerar el crecimiento en una organización en búsqueda de inversionistas o fusión con otras empresas, ya que al integrar un Consejo de Administración (Directorio, Junta Directiva), compuesto por miembros expertos en el tema, conducirá por el camino correcto a tu empresa, minimizando y mitigando riesgos.

Por otra parte, para un inversionista, encontrar una organización capaz de comprobar sus buenas prácticas de Gobierno Corporativo, es sinónimo de una profunda preparación y análisis que facilita la transparencia de los procesos financieros, legales, operativos, etc.

Ahora bien, para comprobar que una empresa está preparada para el futuro, también requerirá de las herramientas adecuadas para ello. Por ello, el uso de la tecnología como aliada, puede traer significativos cambios y resultados importantes.

El uso de la tecnología no solo beneficia la obtención de resultados, sino que facilita los procesos relacionados con el Consejo de Administración y la Alta Dirección. Por ejemplo, la gestión de reuniones directivas, la centralización de documentos e información confidencial, la realización de actas de reunión, el seguimiento de proyectos o tareas en tiempo real, son algunas de las funcionalidades que una adecuada herramienta puede ofrecer.

Atlas Governance, es el Portal de Gobierno Corporativo más grande de América Latina, que además de ofrecer todas las facilidades mencionadas, garantiza la seguridad de información gracias a filtros que sólo las tecnologías de bancos cuentan, además de facilitar la trazabilidad, es decir, el acceso fácil a documentos confidenciales sólo para los miembros necesarios.

Para entender cómo funciona esto en la práctica, podemos darte un recorrido completo gratuito en nuestro Software. Solo necesitas agendar una demostración. ¿Te interesa? Haz clic aquí:

Digitaliza tu Consejo-Oct-07-2022-01-53-08-91-PM

 

 

Publicado por Ana Guzmán